SociedadUn borrón para la selección

Un borrón para la selección

-

PESTAÑA espana-belgica-eurobasket-dos mil veintidos Crónica cuatro La media sonrisa que se le había dibujado a España en el comienzo del Eurobasket se le borró de cuajo en su tercer lance del campeonato. Bélgica, que no aparecía como uno de los ogros del conjunto, desvistió a la selección y le produjo su primera derrota. Tropiezo inopinado que posterga la clasificación para octavos y que fuerza a eludir más distraigas en los dos últimos partidos de la primera fase. A España se le atragantó el encuentro desde el comienzo, compacta la selección como jamás ya antes en el torneo. Tras dos exhibiciones corales , plenas de energía, el equipo se mostró plomizo ante Bélgica, un duelo accesible a priori que se transformó en una pesadilla. Los ataques inacabables del equipo nacional terminaban prácticamente siempre y en toda circunstancia con un lanzamiento forzado, lo que asistía a la defensa belga. Desesperación en la banda, donde Scariolo comenzaba a percatarse de que la tarde iba a ser difícil. dos puntos Son los que anotó España en los últimos 4 minutos del partido. Apagó que condenó al equipo frente a la selección belga Movió el banquillo el italiano, que no halló el impulso protector de la segunda unidad. Esa que tan buen resultado le había dado en los dos primeros partidos y que esta vez tampoco mostró su mejor versión. Campaba a sus anchas Bélgica hasta el momento en que el genio de Brescia puso en competición un experimento inopinado. Con Brown y Díaz en el banquillo, fue Jaime Fernández el que tomó la manilla del equipo y ese movimiento le cambió la cara al partido. Remozó España de su mano y de la de Brizuela, autor de 6 puntos en el parcial de quince-cero que le dio la vuelta al marcador (veintiseis-diecisiete, min. dieciseis). La mejora de España fue un espejismo , puesto que no tardó en regresar la pesadez de brazos y el batiburrillo de ideas. No acababa de hallar su lugar la selección y eso lo aprovechó su contrincante para llevar el duelo equilibrado al reposo (treinta y tres-treinta y dos). Las caras largas de los españoles camino de los vestuarios no cambiaron en el regreso a la pista. El panorama, afín, adelantaba nubarrones. Y los hubo. Pues pese a que España mostró chispazos, jamás halló la regularidad precisa para solucionar el partido. Una antideportiva de Willy Hernangómez , por un codazo involuntario a Bako, puso 4 arriba a Bélgica. Ventaja que enjugó Juancho con 7 puntos sucesivos en un parcial exprés al que se sumó Rudy. El arreón parecía romper claramente la resistencia belga (cuarenta y ocho-cuarenta y tres, min. veintisiete), mas la contestación de Vanwijn , autor de dos triples seguidos, volvió a enmarañar el encuentro. España comenzó contra las cuerdas el último parcial y, a falta de fluidez, tiró de orgullo para sacar adelante el partido (cincuenta y cuatro-cincuenta y nueve, min. treinta y uno). 3 triples sucesivos de Pradilla y Aróstegui (dos) servían para sostener a flote al equipo, si bien solamente que eso. Sacaba un tanto la cabeza, mas se la volvía a hundir una Bélgica, que ya por entonces vivía mecida por la mano de Lecomte. Noticias Relacionadas estandar Si Baloncesto El pasado como espéculo para la nueva España Emilio V. Escudero estandar Si Baloncesto De España a España: así ha alterado la selección en solo un año Pablo Lodeiro Fernández El base belga hacía tiempo que se había apropiado del encuentro y que manejaba el ritmo a su antojo. En sus brazos nació el último parcial de quince-dos que cerró el choque y que condenó a España. 4 minutos de sequía en los que la selección solo anotó una canasta. Apagón que condenó al equipo y que confirma la debilidad de la nueva construcción de Scariolo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados