Educación Un Loewe histórico para un médico de emergencias

Un Loewe histórico para un médico de emergencias

-

«Le tomo la mano a mi enfermo / para saber que prosigo vivo». «Su corazón ya no podía charlar / tartamudeaba». Por versos como estos el mexicano Orlando Mondragón (Guerrero, mil novecientos noventa y tres) se ha transformado en el versista más joven en ganar el premio Loewe en sus 34 años de historia, nada menos. Su libro, ‘Cuadernos de nosología humana’, es un jalón que, además de esto, rima realmente bien con estos tiempos pandémicos que se marchan quedando atrás, que se están transformando en literatura (eso son buenas noticias): Mondragón, que ejercita como médico de emergencias, retrata en su obra la debilidad de sus pacientes, sí, mas asimismo la del doctor que asiste como espectador a la función diaria de la muerte. Esa tristeza fría: «El monitor de pulso / prosigue gritando con su alarma. / Una enfermera lo apaga. Silencio».

Los miembros del jurado han señalado justamente la pertinencia del poemario, aparte de su originalidad y su aparente sencillez: la sencillez a resultas de la depuración o bien la instilación, etc.. Luis Antonio de Villena, que conocía al premiado por su precedente título, ‘Epicedio al padre’, resaltó la frialdad de su mirada, la distancia que el creador toma con el drama, y de qué manera en esa lejanía halla una belleza extraña. Margo Glantz, por su lado, apuntó al corazón como «personaje esencial» del libro, y aseveró que este podría leerse prácticamente como el diario de un médico que se pasea por las salas donde reina la parca: «A pesar de que en general sea un tema algo siniestro, el creador lo maneja de tal forma que se vuelve completamente poético». Ecos de Quevedo, sugirió: «Y no encontré cosa en que poner los ojos que no fuera recuerdo de la muerte».

A estos 2 escritores, a propósito, los acompañaron en el jurado Víctor García de la Concha, Gioconda Belli, Antonio Colinas, Aurora Egido, Juan Antonio González Iglesias, Carme Riese, Jaime Siles y Diego Doncel, ganador de la edición anterior con ‘La fragilidad’, libro en el que estaban muy presentes la enfermedad, el duelo y la muerte.

Al Loewe de dos mil veintiuno se han presentado 2 mil setecientos 73 participantes de 42 países: otro récord. En la selección final quedaron 35 nombres que confirman, conforme miembros del jurado, que la corriente de la autoficción (o bien de la autofiguración) ya ha llegado a la poesía: esto es, la utilización de la poesía para contar una experiencia particularmente traumática, para comprender, asimismo, lo ocurrido, por el hecho de que solo con la palabra poética se llega a determinadas profundidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

Nintendo Switch vs modelo OLED, ¿vale la pena mudar de consola?

Una pantalla más grande y mejor, conexión ethernet y...

La entrevista que ABC le arrancó a Chaplin en un tren

La Segunda Guerra Mundial puso a Charlie Chaplin en...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados