Una atrayente parábolaCultura 

Una atrayente parábola

Valoración Crítica4

«El gran mercado del mundo»

Teatro de la Zarzuela, la villa de Madrid

¿Tiene sentido en la actualidad representar un auto sacramental como «El gran mercado del mundo»? Xavier Albertí piensa que sí, y persuade de ello a los espectadores con una escenificación del texto -tan profundo como inocentemente educativo- activa, entretenida y un punto descabellada en la que, no obstante, el mensaje «buenista» de Calderón de la Barca está meridianamente expuesto,

La mayor parte de las puestas en escena contemporáneas de los autos sacramentales -José Tamayo hizo alguna espléndida- ponían el acento en la monumentalidad, en la grandeza, y la escenografía procuraba acompañar así los textos. Albertí opta no obstante por devolverle a la parabólica historia de «El gran mercado del mundo» su terrenalidad, de convertir teología por filosofía, y prueba además de esto que, por más que hayamos evolucionado, los humanos no estamos tan lejanos de nuestros congéneres de hace 4 siglos. Un carrusel de feria con turismos es el escenario básico de esta historia de bondad y maldad, que Albertí transforma en un refulgente musical, para el que cuenta con un excepcional reparto en el que relucen singularmente Silvia Marsó, Jorge Merino y Antoni Comas.

Texto: Calderón de la Barca. Versión y dirección: Xavier Albertí. Escenografía: Max Glaenzel. Iluminación: Ignasi Camprodon. Coreografía: Roberto G. Alonso. Vestuario: Marian García Milla, Caracterización: Angels Palomar. Intérpretes: Cristina Arias, Alejandro Bordanove, Antoni Comas, Elvira Cuadrupani, Jordi Domènech, Rubèn de Eguía, Roberto G. Alonso, Oriol Genís, Lara Grube, Silvia Marsó, Jorge Merino, Mont Plans, Aina Sánchez y David Soto Giganto. Teatro de la Comedia, la capital española.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment