Economía Una ronda renovadora para brindar por el futuro de...

Una ronda renovadora para brindar por el futuro de la restauración

-

¿Se imaginan comer en un restaurant en el que los platos se los sirva un robot que le quiere buen provecho y le llama ‘cariño’? Esta escena ya se puede vivir en los restaurants españoles. Un caso es el madrileño restaurant ‘Buen gusto’, próximo a Atocha, donde este robot responde al nombre de ‘Cacahuete’, y efectúa las tareas de servir los platos en mesa a fin de que sus ‘compañeros humanos’ puedan centrarse en las tareas de mayor valor añadido, ganando de esta forma en atención al usuario y en eficiencia.

Es solo un atractivo ejemplo de como la tecnología ayuda al campo de la hostelería, tan esencial en España, a superar el impacto del Covid. En los últimos meses se han multiplicado los proyectos y soluciones que procuran prosperar las herramientas de administración del negocio y fortalecer la seguridad en frente de posibles contagios. De ahí brotó la idea de Dax Robotics, una start-up de España que ha desarrollado un robot autónomo conectado a un grifo de cerveza capaz de servir tantas consumiciones como se le solicite, dejando al camarero dedicarse a preparar, por poner un ejemplo, el piscolabis a fin de que llegue todo al unísono al consumidor.

«Una de las primordiales ventajas es que el camarero gana en eficiencia y optima el tiempo», cuenta el CEO de esta compañía, Aarón Rojas, quien resalta que es una solución para cualquier género de negocio, mas más utilizable para grandes acontecimientos o bien restoranes. Con capacidad para tirar hasta veinte cervezas en una ronda, desde Dax Robotics insisten en dejar en claro que su herramienta no trata de substituir al camarero, «sino que es una alternativa para facilitarle el trabajo».

El futuro está servido. Conforme Pablo Pero-Bagá, CEO de Mr. Noow, la digitalización y ‘take away’ se han desarrollado en solo unos meses lo que en circunstancias normales hubiese tardado 3 años. Esta compañía empezó su andanza en dos mil diecisiete con una aplicación donde cualquier usuario podía solicitar en aquellos restoranes anotados tanto para recoger su comida para comerlo en el local. Eso sí, siempre y en todo momento «pedido por adelantado y con prepago», señala Más-Bagá, que explica que tras la pandemia han impulsado asimismo la entrega a domicilio al ver que había «mucho por hacer en ese campo». Como comenta, con sus servicios el restaurant consigue una mayor rentabilidad que si trabajara con grandes agregadores y, además de esto, gana visibilidad en la red de redes. Es una start-up que ha digitalizado la carta tradicional de restauración y ha tolerado a los restoranes subsistir mejor a las limitaciones sanitarias. «Nuestros restoranes pueden ofrecer sus servicios a lo largo del día en exactamente el mismo restorán y de noche, si no les sale rentable tener el local abierto, marchar solo mediante internet».

La tecnología asimismo ha ayudado a progresar la comunicación entre los restoranes y sus distribuidores, esencial para el buen funcionamiento de estos negocios. Muchas veces, estos pedidos se efectúan mediante correos, llamadas telefónicas o bien audios de WhatsApp, con lo que el peligro de cometer algún fallo es alto. Mas asimismo hay ya aplicaciones que administran los pedidos entre el usuario y su distribuidor a fin de que estos últimos reciban los pedidos de forma estructurada y justo lo que precisen.

«La nuestra es una herramienta fácil y que reduce fallos, con lo que asimismo se agilizan los pedidos que efectúan desde los restaurantes», cuenta el cofundador de Katoo, Diogo Cunha, una compañía que trabaja con más de trescientos restoranes de España, Italia y Portugal y para la que no es preciso que los distribuidores estén dados de alta. «Les ahorra tiempo y les facilita el trabajo, con lo que desde el Covid estamos medrando más veloz que nunca», confiesa.

Y si bien se logre efectuar el pedido justo a fin de que sobre la menor cantidad de comida posible, hay herramientas específicas enfocadas a lograr este propósito. Es el caso de Winnow, una start-up que se creó con la creencia de que el alimento es demasiado valiosa para desaprovecharla. Calculan que hasta el veinte por ciento de todos y cada uno de los comestibles comprados en una cocina comercial se desaprovechan dado a que los chef «comenten fallos de pronóstico». Con lo que Winnow desarrolla herramientas de inteligencia artificial para asistir a los chefs de grandes empresas como hoteles, empresas de catering, casinos y cruceros a administrar cocinas más rentables y sustentables al reducir el desperdicio de comestibles a la mitad. En suma, soluciones tecnológicas para asistir a pasar el mal trago de la crisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

El Covid-diecinueve persistente es poco usual en los pequeños

La infección por el SARS-CoV-dos, el virus que causa...

Pavor en la anterior de Champions entre el Dinamo Zagreb y el Legia Varsovia

Los Olimpiadas acaparan estos días la atención de los...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados