Economía Videobloggers y también impuestos que atraen o bien repelen

Videobloggers y también impuestos que atraen o bien repelen

-

En España, en contraste a lo que pasa en otros países europeos, sobre todo los norteños, proseguimos teniendo poca cultura impositiva. Hasta hace poco había quien alardeaba en la barra del bar de no abonar el Impuesto sobre el Valor Añadido o bien de mentir en los ingresos que declaraba al Fisco, y esa actitud era aun jaleada por quienes lo escuchaban. Poquito a poco vamos avanzando en esa precisa concienciación de la relevancia que tiene en las sociedades avanzadas que todos paguemos impuestos, cada uno de ellos en función de nuestra capacidad económica.

Esta semana se ha vivido un duro discute en las redes sociales, que asimismo se ha trasladado a los medios, sobre la actitud de El Rubius, un videoblogger que ha presumido ante sus seguidores de mudar su domicilio a Andorra para abonar menos impuestos (acá hasta un cincuenta por ciento de IRPF, en Andorra, un diez por ciento ). Y la disculpa es que otros «amigos» ya lo han hecho, que ha pagado diez años impuestos en España, o bien aun que no le agrada exactamente en qué se invierten sus impuestos. Indudablemente se trata de una actitud reprochable que ha recibido bastantes más críticas que aplausos, lo que muestra que algo cambia en este país.

Incluso de esta manera aún hay mucho camino por recorrer para eludir esta clase de conductas y otras peores –como es de forma directa el fraude fiscal– para persuadir a los impositores de la necesidad de abonar impuestos, y no solo por el hecho de que si no lo haces, Hacienda te coge y te cruje, que asimismo. Y ahí la actitud de los Gobiernos es esencial en 2 vertientes. Por una parte, los impuestos han de ser justos y en ningún caso confiscatorios y, además de esto, han de ser bien usados. Una buena combinación de las dos variables dejaría reducir al límite el fraude y la economía sumergida, lo que, por su parte repercutiría en poder prestar mejores servicios públicos. Además de esto, si todos pagamos, podríamos abonar menos. Se trataría de un «win, win», todos ganamos.

Partiendo de estos factores, la política tiene su margen. Lo frecuente es que la izquierda apueste por impuestos más altos para costear más gasto público y la derecha por tipos más reducidos y por dar más cabida a la iniciativa privada, y los ciudadanos debemos tenerlo en consideración en el momento de depositar nuestro voto en las urnas. Si bien la regla no siempre y en todo momento se cumple. Y si no fijémonos en el vecino Portugal, con un gobierno de izquierdas que ha sabido ganarse el favor de los inversores con rebajas de impuestos selectivos. Seguramente esta fiscalidad afable explica que el Web Summit, uno de los primordiales acontecimientos globales en lo que a emprendimiento digital y también innovación tecnológica se refiere, escogiera Lisboa para asentarse y que el país vecino se haya transformado en un foco de atracción para la inversión tecnológica multinacional y en un polo de atracción de las pujantes start-ups.

Además de reprochar las conductas ególatras de quienes trasladan sus viviendas fiscales fuera de su país, asimismo debemos aprender múltiples lecciones. Una de ellas es que los políticos se confunden cuando afirman que subirán los impuestos a los ricos. Si subes demasiado los impuestos, los ricos procuran fórmulas de escape. Lo que tampoco debemos olvidar es que estos personajes merecen un reproche social, y en un caso así lo tenemos simple. En nuestras manos está dejar de continuar a esos videobloggers o bien influencers y en la de las compañías dejar de patrocinarlos. Quizá de esta forma no les salga tan rentable irse a tributar a otro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

Menos del cinco por ciento de las enfermedades extrañas cuenta con tratamiento

Las enfermedades extrañas asimismo han sufrido el impacto de...

El peligro de ser los primeros y más papistas que el Papa

Avanzar cara una economía más sustentable no es una...

Descubren setenta virus ignotos dentro del intestino humano

Un equipo de estudiosos de diferentes institutos del Wellcome...

'¡Nápoles millonaria!', subsistir en tiempos de guerra

En el planeta del teatro italiano no hace falta...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados