hipotecaEconomía 

¿Y ahora qué hago con mi hipoteca?

–¿Qué es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)?

–Es un tributo que grava los actos jurídicos que se documenten a través de documentos notariales, mercantiles y administrativos. La cantidad a pagar depende del importe de la hipoteca y de la autonomía, pero oscila entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria. Desde 2009 es recaudado por las regiones y supone unos 2.800 euros para una hipoteca de 200.000 euros.

–¿Cuál es el origen de la polémica?

–Durante los últimos 23 años, han sido los clientes los que se han hecho cargo de este impuesto. El propio Tribunal Supremo dictaminó en 1995 que el sujeto pasivo de este tributo era el consumidor, y así lo ratificó en otras sentencias más recientes. No obstante, hace tres semanas rectificó y señaló al banco como el responsable del pago.

–¿Qué supone escriturar ante notario las hipotecas?

–El banco se beneficia porque así cuenta con protección adicional frente al impago y tendrá derecho a embargar el inmueble puesto como garantía para cobrar la deuda. Para el cliente, aportar una mayor garantía supone, en teoría, unas condiciones más favorables en la concesión del préstamo.

–¿A quién afecta la decisión?

–En los últimos cuatro años (el periodo más probable para haber podido reclamar en caso de que el Supremo hubiese dado la razón al cliente), se han firmado en España 1,1 millones de hipotecas, por un importe total de 127.740 millones de euros. Es decir, una media de 112.868 euros por hipoteca.

–¿Qué pasa si tengo que firmar ahora una nueva hipoteca?

–Quienes firmen una hipoteca tendrán que seguir pagando el impuesto, como hasta ahora. Al menos, las condiciones no deberían endurecerse, como hubiese pasado en caso de que el Supremo hubiese obligado a los bancos a pagar el tributo.

–¿Se puede recurrir?

–No. Además, sienta jurisprudencia para todos los juzgados españoles.

–¿Cuánto ahorran los bancos?

–El pago futuro del impuesto. Respecto a las reclamaciones, son las autonomías las que se libran de devolver 5.000 millones de euros a los consumidores por las hipotecas desde 2014, ya que los bancos cumplieron con la normativa del momento y sería difícil exigirles a posteriori el pago del tributo.

La Razon

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment